15) Curso escolar en EEUU Pablo Yuste: Mi primera excursión de estudiantes internacionales

Martes 19 febrero 2019

Hola, soy Pablo Yuste, estuve un año viviendo en Arkansas, EEUU gracias a into, sin duda la mejor decisión de mi vida y de la que tengo muchas cosas que contar, por ello, me he decidido a compartir mi historia a través de esta página web.

Bienvenidos al capítulo 15, puedes visitar los anteriores deslizando hacia abajo para seguir la historia desde el principio.

Nuevos capítulos cada semana, no te los pierdas ;-)

--------------------------------------------------------------------------------

 

El programa de intercambio incluye diferentes actividades culturales organizadas por los representantes locales con el fin de conocer mejor la región en la que estás viviendo y ver sus lugares más interesantes. Estas excursiones fueron sin duda de lo mejor de mi año escolar, estaban muy bien pensadas y siempre nos lo pasábamos genial. Eran fechas que marcábamos en el calendario y eventos que vivíamos con mucha ilusión.

Fuimos a algún lugar del norte de Arkansas, de acampada. Al llegar montamos todas las tiendas y como era al principio del año había muchos de nosotros que todavía no sabíamos hablar muy bien inglés. Era bastante graciosa la situación de ver a un japones, dos alemanes, una thailandesa y un español intentar entenderse para montar una tienda de campaña. Eramos bastantes, cada uno de una punta del mundo, pero enseguida nos empezamos a llevar super bien, a formar grupo y poco a poco se terminaron convirtiendo en mis mejores amigos, una parte más de mi familia estadounidense.

Después de la dura acampada hicimos un fuego, hablamos, se organizaron distintos juegos, tostamos nubes de azúcar, contamos historias de miedo (más bien lo intentamos), dimos un paseo por el bosque, hubo algún que otro susto (que tuvieron bastante más éxito que las historias de miedo) y nos repartimos en las tiendas donde se hizo de todo menos dormir. Cosas que no pueden faltar en estos casos: el que quiere dormir y no le dejan, el que se mea pero no quiere salir de la tienda, el que intenta dar sustos todo el rato, los que cuando ya todos quieren dormir no paran de reirse de quien sabe que…

Al día siguiente hicimos un descenso en canoa por un río, al principio parecía todo muy relajadito, pero hubo alguna que otra guerra de naciones en el trayecto (alemania vs españa sin duda la más interesante), que si te muevo la canoa, que si te mojo un poco ( o un mucho), y no terminamos en el fondo del río porque llevábamos chalecos jajaja. PD: El agua estaba un poco fría y lo dice un chico de León curtido en las playas de Asturias y el descenso de las cuevas de Valporquero.

Luego fuimos a ver un puente natural de roca, que estaba en el medio de un bosque super bonito, del que pondré una foto de grupo que nos hicimos.

Al final cada uno volvió con su respectiva familia de acogida, pensando en cuál sería la siguiente vez que volveríamos a estar todos juntos, qué actividad haríamos y cómo hacer todo lo posible para no perderselo.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.