2) Curso escolar EEUU Pablo Yuste: Llegó la hora de irse

Domingo 02 diciembre 2018
Curso escolar EEUU Pablo Yuste 2

Hola, soy Pablo Yuste, estuve un año viviendo en Arkansas, EEUU gracias a into, sin duda la mejor decisión de mi vida y de la que tengo muchas cosas que contar, por ello, me he decidido a compartir mi historia a través de esta página web.

Bienvenidos al capítulo 2, puedes visitar los anteriores deslizando hacia abajo para seguir la historia desde el principio.

Nuevos capítulos cada semana, no te los pierdas ;-)

--------------------------------------------------------------------------------

 

 

Llegó Junio y into organizaba un campamento para todos los estudiantes que nos íbamos un año fuera, con estudiantes de años pasados que ya habían pasado por lo mismo (Returnees). La verdad es que al principio no quería ir, pero nada más llegar empecé a disfrutar de las actividades, los returnees nos contaban sus experiencias e historias, hice bastantes amigos entre los estudiantes, al fin y al cabo, todos teníamos algo en común y era fácil entendernos entre nosotros. Al final me lo pasé genial y después de los casi tres días de campamento tenía unas ganas tremendas de irme a EEUU. Este campamento me dio muchísima seguridad a la hora de afrontar esta experiencia, y fue allí donde conocí a Álvaro, alguien a quien ahora mismo considero mi hermano y quien tiene mucho que ver en esta historia.

Tengo muy buenos recuerdos de ese verano, me lo estaba pasando genial, empezaron a irse mis compañeros de into, cada uno a un estado y familia totalmente distinta, solíamos hablar entre nosotros y todos estaban súper animados con su nueva vida. Llegaba el final de Agosto y no me todavía no tenía fecha para irme, de repente el 19 de Agosto llegó una llamada de into, tenía que estar mañana a las 8 de la mañana en el aeropuerto de Barajas, me iba al campamento de Nueva York, y mi destino final era Arkansas, ¿Arkansas?, ¿alguien puede decirme que eso de Arkansas?,  ¿eso se come?.

Hubo muchas despedidas en pocas horas, también entendí por qué nos dijeron en el campamento que tuviéramos la maleta medio preparada por si acaso, salí de mi casa, (Coladilla, León) a las tres de la mañana, me despedí de mis amigos, primos, tíos, de mi hermana pequeña... y me fui con mis padres al aeropuerto. 5 horas después estaba volando hacia Nueva York, hice lo que pude para que me dejaran un sitio junto a la ventana, como siempre suelo hacer y, poco después, casi sin darme cuenta, veía como desaparecía la península ibérica bajo mis pies y dejaba mi continente por primera vez en la vida.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.