20) Curso escolar en EEUU Pablo Yuste: Mis primeras navidades fuera de casa (2/2)

Viernes 03 mayo 2019

Hola, soy Pablo Yuste, estuve un año viviendo en Arkansas, EEUU gracias a into, sin duda la mejor decisión de mi vida y de la que tengo muchas cosas que contar, por ello, me he decidido a compartir mi historia a través de esta página web.

Bienvenidos al capítulo 4, puedes visitar los anteriores deslizando hacia abajo para seguir la historia desde el principio.

Nuevos capítulos cada semana, no te los pierdas ;-)

--------------------------------------------------------------------------------

 

Tras varios días navideños, llenos de comida, famila y amigos, llegaron las fechas más señaladas del año, aquellas en las que siempre toca volver a casa y reunirte con los tuyos, pero esta vez era distinto, este año mi familia la había conocido 3 meses atrás. Tenía un hermano alemán y unos padres americanos a los que todavía les costaba entenderme. A pesar de todo, en ningún momento dejé de sentirme como en casa, sin darme siquiera cuenta aquel lugar se había convertido en mi hogar.

 

En aquella época, hicimos un par de excursiones con los demás estudiantes de intercambio a jardines de luces de navidad. En algunos pueblos de EEUU es tradición llenar una parte del campo de luces y figuras enormes de navidad. Añadiré alguna foto al final porque es algo difícil de describir, básicamente lo llenaban todo de luces y decoraciones típicas de navidad, pero todo muy a lo grande, por supuesto, sino no sería una tradición americana.

 

Quizás el mejor recuerdo de esta etapa de mi año en EEUU fue levantarse un día por la mañana y ver que el resto de la familia iba llegando poco a poco a nuestra casa y el salón se llenaba de regalos, nunca había visto tantos regalos juntos. Ese 25 de diciembre fue uno de los días más felices de mi vida y en el que me di cuenta que por muy lejos de casa que estes, por muy distintas que sea todo, siempre hay personas increíbles en cada esquina del mundo y el hecho de sentirme como en casa, a 8.000 km de mi familia, un 25 de diciembre, es algo que demuestra mucho por parte de mi familia de acogida. No solo me acogieron en su casa sin conocerme de nada, sino que tres meses después ya me sentía como uno más.

 

El día de año nuevo lo primero que hice nada más levantarme fue preparar mis 12 uvas, ya que a las 17:00 era el año nuevo en España. Estuve haciendo skype con mi familia como una hora, incluso pusieron el ordenador en la mesa a la hora de la cena para que no me perdiera nada, finalmente me tomé mis uvas y celebre el nuevo año sintiéndome por unos segundos como si estuviera de vuelta en Coladilla, en el salón de mi casa, con toda mi familia. El año nuevo de EEUU fue bastante más distinto. Comimos, lanzamos fuegos artificiales y nos fuimos a una fiesta donde hicimos la famosa cuenta atrás y brindamos todos por un próspero 2016. Un 2016, que, en mi caso, terminó portándose bastante bien.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.