5) Curso escolar en EEUU Pablo Yuste: Los primeros días

Domingo 09 diciembre 2018

Hola, soy Pablo Yuste, estuve un año viviendo en Arkansas, EEUU gracias a into, sin duda la mejor decisión de mi vida y de la que tengo muchas cosas que contar, por ello, me he decidido a compartir mi historia a través de esta página web.

Bienvenidos al capítulo 5, puedes visitar los anteriores deslizando hacia abajo para seguir la historia desde el principio.

Nuevos capítulos cada semana, no te los pierdas ;-)

--------------------------------------------------------------------------------

 

La primera semana fue bastante dura, nunca me enteraba de nada y me costaba mucho tener una conversación, empecé el instituto y estaba muy perdido, en las clases nunca entendía al profesor y aunque al ser nuevo todo el mundo intentaba hablar conmigo, como había llegado tarde y todos llevaban iendo al instituto unas 3 semanas o más, era el único que estaba tan perdido todo el rato y era difícil. Además Sharon tenía un carácter bastante difícil a veces, más tarde me enteré de que había perdido a su marido hacía unos meses, pero decidió seguir acogiendo estudiantes de todas formas, obviamente esto terminó explicando muchos de sus comportamientos. A todo esto hay que añadirle que me puse muy malo, casi no podía hablar y no paraba de toser todo el rato. Recuerdo hacer skype con mi familia y hacer todo lo posible por hacer como que todo iba perfecto, pero la verdad es que esos días estaba bastante triste.

Durante estos días, Benjamin era la única persona con la que solía hablar y también la única que entendía mi inglés de la montaña leonesa. Terminé contándole todo, necesitaba hablar con alguien y siempre estuvo ahí para escucharme, desde un principio me di cuenta de que era de esas personas que saben escuchar y siempre saben que decir para hacerte sentir mejor, esos días se empezó una amistad entre nosotros muy especial. Hoy en día todavía me recuerda que siempre admiró como fuí capaz de mantener una actitud positiva y una sonrisa a pesar de todo, fue una faceta de mí que yo mismo estaba conociendo, pero algo que aprendí durante este año es que cuando te sometes a tantos cambios en un mismo tiempo, conoces partes de tu personalidad que ni siquiera sabías que existían, es como cuando desbloqueas un nuevo personaje en un videojuego o cazas un pokemon que no tenías antes. Esta es una de las razones por la que tanto se recomienda un año en el extranjero, por lo que tanto se habla de la importancia de vivir nuevas experiencias, de viajar, ver el mundo y salir fuera de tu zona de confort, porque todas estas situaciones te hacen crecer personalmente y hacen una mejor versión de ti mismo.

Fue durante estos días cuando decidí que no estaba allí para perder el tiempo con lamentaciones, que tenía que aprovechar el tiempo, hacer todo las actividades que pudiera, hablar con todas las personas que pudiera e intentar mantener siempre una actitud positiva y transmitir una imagen amigable, a veces es increible como una simple sonrisa y una buena actitud facilita la posibilidad de crear nuevas amistades. Suena a topicazo, algo que se dice siempre, pero decidí tormarmelo muy enserio, no importaba por lo que estuviera pasando, o los problemas que surjan, casi siempre suelen ser mucha más pequeños de lo que parecen en un principio. Al final este modo de vida conseguí llevarlo a cabo durante todo el año y sigue siendo mi modo de vida actualmente. Siempre he pensado que el hecho de que los primeros días fueran tan duros terminaron facilitando mucho mi proceso de adaptación y me ayudaron mucho a madurar en poco tiempo.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.