6) Curso escolar en EEUU Pablo Yuste: Secretos de Arkansas

Martes 11 diciembre 2018

Hola, soy Pablo Yuste, estuve un año viviendo en Arkansas, EEUU gracias a into, sin duda la mejor decisión de mi vida y de la que tengo muchas cosas que contar, por ello, me he decidido a compartir mi historia a través de esta página web.

Bienvenidos al capítulo 6, puedes visitar los anteriores deslizando hacia abajo para seguir la historia desde el principio.

Nuevos capítulos cada semana, no te los pierdas ;-)

--------------------------------------------------------------------------------

 

La segunda semana, Natalie, una estudiante de Alemania, y su familia nos invitaron a pasar el fin de semana en las montañas de Arkansas. Mientras estábamos viviendo con Sharon conocimos a bastante gente la verdad, porque como formaba parte de la coordinación local de estudiantes extranjeros, tenía que hacer entrevistas a otras familias o algún tipo de papeleo y siempre nos llevaba con ella. Una de estas familias fue la de Natalie, que desde un principio se llevaron genial con Benjamin, conmigo no tanto, pero porque no me entendían, pero bueno, yo lo intentaba.

Como ya dije en el capítulo anterior, las primeras semanas estaban siendo complicadas, pero este fin de semana lo cambió todo. Recuerdo levantarme el jueves encontrándome genial de repente, me sorprendió bastante porque el sentimiento normal de cada mañana era el de estar medio muerto. Ese mismo viernes era fiesta, así que fuimos al insti por la mañana y por la tarde quedamos para irnos todos a las montañas. No recuerdo muy bien a qué parte de Arkansas fuimos, fue un viaje de unas 2-3 horas hacia el norte más o menos, pero como ya he dicho varias veces, no solía enterarme de nada…

A medida que nos íbamos acercando cada vez había menos civilización, los árboles eran más altos y todo era más verde. Cuando finalmente llegamos al “pueblo” fue algo increíble, todo se comunicaba por caminos de tierra y podías ver símbolos de los indios nativos americanos por todas partes, las señales de tráfico eran colores y dibujos porque mucha gente allí no sabía leer y tampoco solían salir mucho de su zona. El paisaje era precioso y la casa donde nos alojamos era de ensueño. Era entera de madera, en medio de una finca enorme, con hamacas en el hall y una terraza enorme en el segundo piso.

Este fin de semana fue sin duda uno de los mejores de todo el año, conducimos unos quads por los caminos, conocimos a uno de los indios que vivía allí que resultó ser super majo, hicimos alguna ruta andando, estuvimos nadando en una parte del río super escondida que sólo la gente del lugar conocía y que estaba genial, por las noches hicimos una hoguera al lado de la casa y nos sentamos alrededor conversando sobre la vida. En una de estas conversaciones uno de los amigos de la familia de Natalie, que había venido a pasar el “finde” en su caravana, dijo una frase que en realidad es una tontería, pero a mí me marcó bastante no sé por qué, dijo algo así como: “En esta vida hay que intentar conocer a tanta gente como puedas, porque la mayoría de las personas son buenas personas”. En resumen, fue una experiencia increíble y me quedé enamorado de aquel lugar. Realmente me sorprendió mucho los secretos que escondía Arkansas, uno de los estados menos visitados de todo el país.

Al volver el padre de acogida de Natalie nos llevó a ver las instalaciones de la inmensa base aérea de Jacksonville y en la que trabajaba gran parte de la ciudad, nos enseñó los aviones, algunas de las cosas que hacían, dónde trabajaba él, el gimnasio enorme que tenían, una zona de picnic junto a un lago, eso era como una ciudad en sí. Finalmente nos llevó a la piscina y pasamos allí el resto de la tarde. Esa noche dormimos en casa de Natalie y luego volvimos a casa de Sharon, quién nos tenía reservada una noticia bastante buena que ya os contaré en el siguiente capítulo.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.