9) Curso escolar en EEUU Pablo Yuste: No hay nada como un deporte para hacer nuevos amigos

Martes 18 diciembre 2018

Hola, soy Pablo Yuste, estuve un año viviendo en Arkansas, EEUU gracias a into, sin duda la mejor decisión de mi vida y de la que tengo muchas cosas que contar, por ello, me he decidido a compartir mi historia a través de esta página web.

Bienvenidos al capítulo 9, puedes visitar los anteriores deslizando hacia abajo para seguir la historia desde el principio.

Nuevos capítulos cada semana, no te los pierdas ;-)

--------------------------------------------------------------------------------

 

El fútbol me ha dado muchas cosas a lo largo de mi vida, y este año no iba a ser una excepción. Un día, había llegado pronto al instituto y antes de que empezaran las clases ví a un grupo de chicos jugando a fútbol en una de las canchas de baloncesto del patio, así que decidí ir a jugar con ellos. Este pequeño paso hizo que algunos de esos chicos se convirtieran en algunos de mis mejores amigos, entre ellos estaba Declan, que terminará siendo muy importante en esta historia.

Más tarde hablé con estos chicos para ir a jugar a fútbol el viernes después de clase. Fuimos a un parque con unos cuantos campos y estuvimos jugando un poco, obviamente yo era el mejor, ya que el nivel de España no tenía ni punto de comparación con el de EEUU y mucho menos con el de Arkansas. Mientras jugaba con ellos vi que un equipo estaba entrenando, así que le dije a mis amigos que iba a hablar con el entrenador, para ver si  podía jugar en el equipo, porque como la temporada de fútbol en el instituto no empezaba hasta después de Navidades, quería hacer algún deporte hasta entonces.

Hablé con el entrenador, enseguida me preguntó que de dónde era y en cuanto le dije que era de España se le iluminaron los ojos, me dio su número me dijo los horarios y ese mismo día empecé a entrenar. Enseguida me di cuenta de lo feliz que me sentía solo por el hecho de formar parte de ese equipo, me enseñaron muchas cosas, por cómo viven en EEUU el deporte, por la manera de trabajar duro en cada entrenamiento y ver al equipo como una familia, realmente fichar por el Jacksonville Force fue una de las mejores cosas que me pasaron ese año. En pocas semanas ya me había hecho un sitio en el equipo, había hecho varios amigos, había conseguido marcar algún que otro gol e incluso algunos días me dejaron ser el capitán. La verdad es que el fútbol me ayudó bastante a lo largo del año, en este equipo estaban algunos de los que serían mis mejores amigos a lo largo del año, siempre me lo pasaba genial entrenando, incluso me llegó una oferta de un equipo profesional, pero como en el equipo solo había mejicanos y yo había ido allí a aprender inglés decidí rechazarla.

Bueno, en resumen, que conseguí conocer a gente nueva haciendo lo que más me gusta, que fue una actividad muy importante para mí y que me ayudó mucho a lo largo del año y que hay que tener claro que, a veces, una pequeña decisión, como fue la de decidir ir a jugar con aquellos chicos que no conocía de nada 5 minutos antes de ir a clase, puede cambiar mucho las cosas. Siempre hay que estar dispuesto a salir de tu zona de confort, a decir que sí,  no hay que tener miedo a exponerse, a conocer gente nueva, a intentar relacionarse, porque a veces, pequeñas decisiones como esta, te pueden cambiar la vida.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.